A Midsummer Night’s Sex Comedy

Todo está en The Wire, en Las Partículas Elementales y en Six Feet Under. Obviamente esto es una forma de decir que todo significa que en ese trío de obras encuentras a la condición humana expuesta sin tapujos, de forma directa y sin pajas mentales que sean producto de buscar valores espirituales para acostarse más tranquilo por las noches, creyéndose que el ser humano, en fin, quizá tiene algo de mágica bondad.

Por supuesto que otras obras maestras de otras épocas referidas a otras sociedades hacen las veces de que todo esté en ellas, pero en este caso esas tres reflejan lo que concierne a la sociedad actual. Y de qué forma, dios bendito.

Me leí Las Partículas Elementales con veinticuatro (estúpidos) años. Las largas horas de postoperatorio tras la catástrofe de la rodilla hicieron que me lanzase a por él, previo alucine con Plataforma. Ahora que estoy leyéndolo por segunda vez sé que no me enteré ni de un tercio de lo que contaba. Es un libro para prácticamente memorizar cada párrafo. Es la cruda y dura realidad de cómo las circunstancias moldean al hombre, pero en un análisis tan exquisito que bendito seas, Houellebecq, por haber tenido la vida de mierda que has tenido y que ha hecho que tengas ese ojo y escribas de esa forma. Básicamente, a eso de “¿Libro preferido?” le sigue un “Las Partículas Elementales“.

El otro día iba en el bus volviendo a casa, a eso de las ocho de la tarde. El verano y esta temperatura soporífera hacen que el metro huela espectacularmente mal, y no apetece subir ni una sola escalera. El bus está fresquito y permite ir cotilleando calles y gentuza varia. El 3, que recorre parte del centro de la ciudad, es uno de mis preferidos para este último cometido. La fauna y flora que se observa es de tal nivelazo que parece un tour por el zoo, montado en tu cápsula. Ya desde pequeña me paso horas observando a la gente. Aprendes muchísimo. En un momento dado subió una pareja, suecos o daneses, intuyo. Probablemente residiendo en Madrid. Ella, catatónica, alta e inalcanzable. Muerta por dentro hasta que se inyectase su dosis de Martini. Él, la razón de por qué he empezado a leer de nuevo Las Partículas Elementales. Según le vi me llamó la atención el kilo y medio de gomina que llevaba en la cabeza. Un peinado de esos con todo el pelo hacia atrás, ni tres litros de saliva conseguían ese efecto infranqueable. Cuando viví en Holanda me quedé impresionada de que todos los supermercados tuvieran un pasillo entero de gominas y ceras para el pelo. Sorprendentemente, más dirigido a hombres que a mujeres. No recuerdo quién, pero alguien me contestó a ese asombro algo así como “Dutch people. They’re way too focused on their hair“. En el norte de Europa proliferan los tíos estéticamente tía. Ya me tocó vivir esos siete meses con un sueco que llevaba bolso de mujer. Hasta el último día aposté que, a pesar de que su novia (una palurda histérica que residía en Suiza haciendo cualquier Master Degree de ésas que van encaminadas a que la niña perpetúe la inmensa riqueza de sus padres) le visitó varias veces, el tío era gay. No había más que verle, bailando en la cocina la increíble mierda de música electrónica holandesa mientras pegaba grititos, despertando a todo el mundo. Además de esto el tío me caía no mal, peor. Se creía por encima del bien y del mal y se ocupaba de hacértelo ver a cada oportunidad. El nórdico de los tres kilos de gomina que entró al bus me hizo pensar en lo segura que estaba de que sería una de esas personas que no soportan tener nada que no esté bajo su control. Me los imaginé a su novia y a él follando y, simplemente, le vi a tres años luz de dejarse sacudir y permitir que un solo pelo se saliese de su sitio. Le vi tratando de convencer siempre a todo el mundo de cómo tenía, debía tener razón sobre cualquier cosa. Le vi agarrado a la necesidad de ser Mr Perfect, y aunque probablemente su novia fuese igual que él, me dio pena. Y una pereza monumental.

Bueno, Las Partículas Elementales. Bendito Houellebecq.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s